INDEPENDIENTE RUGBY CLUB, EL DECANO DEL RUGBY EN CANTABRIA

“Un sábado de octubre de 1.971 en el Complejo Deportivo de la Albericia, Lolo Sigler llevaba una bolsa con 20 camisetas verde y blancas, regalo de la Federación Cántabra de Rugby, le acompañábamos varios compañeros de la Universidad y amigos suyos del Barrio de Porrúa. Otros tres grupos de amigos habían recibido su respectivo equipaje de camisetas y rápidamente buscaron “sponsor”, Torres Quevedo, Racing y Librería Revuelta. Ante “semejante” fortuna, Lolo Sigler exclamó “…pues nuestro equipo se va a llamar INDEPENDIENTE….”, fue una premonición de nuestra sempiterna penuria económica. 

Pocos días después se formó la primera Junta Directiva y se constituyó el club. Los primeros directivos fueron Santiago Menéndez de Luarca Navia-Osorio, Presidente, Manuel Sigler Villar, Vicepresidente, Román Valiente Domingo, secretario, y Vicente Bengoechea Herrero, tesorero.

El primer presidente Santiago, era un auténtico enamorado del rugby. Ingeniero Agrónomo destinado en Santander, era no sólo nuestro presidente sino también nuestro entrenador, en muchos casos guía estudiantil, capitán y auténtico líder del equipo. Sus continuos viajes por el norte de España, de la época, no le impedían llegar a las ocho menos cinco al entrenamiento en la playa del Sardinero. Su prioridad número uno era el Rugby, la segunda su familia.

El primer año los entrenamientos fueron, como no, en el barrio de Porrúa y playa y los sábados en la Albericia.

El ambiente y la unión fueron tan impresionantes que ganamos la primera liga de Cantabria al Torres Quevedo, formado por experimentados jugadores de la Escuela de Caminos procedentes del País Vasco, Valladolid y Barcelona. Por vencer el campeonato regional, nos clasificamos para el campeonato de España, fuer nuestro primer viaje, nos tocó jugar a un solo partido en Madrid contra el Olímpico 64. Recuerdo en el entrenamiento cuando Santiago nos dijo: conozco muy bien a ese equipo y le podemos ganar, evidentemente nos engañó, pero el equipo salió al campo a comerse al contrario. Perdimos 46-4, pero marcamos un ensayo. Salió una foto en el diario AS que nos hizo creer a todos que éramos famosos y todos recortamos; estará traspapelada en algún libro de cálculo o anatomía.

Desde aquella época han sucedido muchas cosas buenas y regulares, pero en general nos hemos divertido mucho y tenemos infinitas anécdotas que contar a nuestros amigos aunque a veces resultemos un poco pesados.”

Macario Fernández Alonso Trueba. Presidente del Independiente Rugby Club

El Independiente Rugby Club, decano del Rugby en Cantabria, lidera desde 1971 el Panorama del rugby en la región. Esta entidad, fundada en el barrio de Porrúa de Santander,  cuenta actualmente con una familia de más 700 personas entre los jugadores en las diferentes categorías, el staff técnico de gran experiencia deportiva, el equipo  de voluntarios y colaboradores, los abonados y las familias. Todos ellos son parte fundamental y sustento de la intensa actividad del Club con DIEZ EQUIPOS en competición desde los seis años de edad hasta División de Honor.  Todos ellos componen la familia del Independiente Rugby Club.

El nexo que une a todas las personas que lo forman es su pasión por  el rugby, un deporte caracterizado por el establecimiento de estrechos  lazos personales, a partir de valores  como esfuerzo, solidaridad, sacrificio y respeto.

A lo largo de sus casi 50 años de historia,  el Club ha llegado a forjar un importante palmarés con hitos como el  ascenso a la máxima categoría del  rugby español o los subcampeonatos de Copa del Rey y Supercopa de  España de 2014.

En esta línea, en la temporada 2018-2019 ha vuelto a disputar la División de Honor española.

Esta lista de logros, convierte al Independiente en el Club  más laureado del rugby regional y un referente en el panorama del rugby  español.

Su  objetivo principal es continuar construyendo marca del deporte cántabro a nivel nacional y contribuir  a la formación humana y deportiva de los jóvenes de las categorías inferiores de su escuela de rugby, el pilar para poder seguir  compitiendo al máximo nivel, y  especialmente, para mantener la filosofía del Club.