ORGULLO DE SER BISONTE

En una Liga de DH que no se recuerda en cuanto a la igualdad, en minutos cambia todo. MAZABI SANTANDER INDEPENDIENTE, no pudo salvar directamente la categoría y debemos esperar a la última jornada aplazada por los positivos de Covid. Pero hoy precisamente no podemos olvidar de donde venimos y hasta donde hemos llegado, después de 50 años de trabajo, mucho trabajo y muchas personas que pasaron por el Independiente y gracias a su empeño y esfuerzo, desde su fundación en aquellos primeros años en 1971 y los que han sucedido hasta el 2021, con muchas ilusiones y objetivos supieron asentar el Rugby en Santander.

Unos comienzos de “locos” con entrenamiento en los inviernos de la playa del Sardinero, nuestra primera sede en la Peña del Cuervo. Las ilusiones fueron de tal calibre a lo largo de todos estos años que hoy el Independiente es uno de los Clubes referencia en España, gracias a todos los que pasaron por él. Son tantos que sería imposible nombrarles a todos, pero sí darles las gracias y volver a pedirles su apoyo.

Por este motivo, solo podemos estar orgullosos de los jugadores que representaron al Club en Sevilla que son los portadoresdel ADN del Club, sin todos vosotros el Club no es nada y ahora más que nunca debemos estar todos juntos. El deporte es así y el Club no detiene su proyecto y desde el minuto 81 ya estamos entrenando. LOS BISONTES NUNCA NOS RENDIMOS.

En Sevilla, a pesar que los Bisontes desarrollaron un buen juego en esta segunda fase de la liga, el pie en el último lance en tres partidos, fue el que dictó sentencia(16-15).

En Sevilla jugamos la Gran Final y como tal la preparamos. Un partido de poder a poder tal como indica el resultado y unos Bisontes que dejaron todo en el dificilísimo campo de Ciencias Universidad P. Olavide. Nuevamente el pie decidió el partido en el último minuto, un encuentro como se preveía de nervios en el que MAZABI SANTANDER INDEPENDIENTE presentó, como nos tiene acostumbrados, una férrea defensa. Con las alternativas en el marcador no aptas para cardiacos, los sevillanos empujaban y mucho en su feudo y los Bisontes con su plan de juego fueron capaces de ir a los vestuarios al descanso con dominio en el marcador y un partido abierto.
La segunda parte fue un calco de la primera con alternativas en el marcador y todo presagiaba un final tan ajustado como finalmente fue, un golpe de castigo que le otorgó a los locales la oportunidad de transformar y lograr el triunfo ante unos Bisontes, que lucharon hasta el último suspiro.

LOS BISONTES NUNCA SE RINDEN……..y ahora solo resta esperar.

Foto: Juan Carlos Ogazón

 

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn

ÚLTIMAS NOTICIAS

Ir arriba