LA FORTALEZA CASTELLANA Y LOS ERRORES NO FORZADOS, MARCARON LA DIFERENCIA (3-55)

Ayer en San Román un Burgos superior, no daba opciones a un INDEPENDIENTE, que compitió de igual a igual en los primeros veinte minutos, a partir de este momento, la presión visitante y los errores Verdes marcaron el devenir del partido.

Ayer era un día nuevamente raro en Santander, en un campo sin público nuevamente. En estas condiciones el ambiente se convierte en muy frío y sin la pasión y colorido muy necesario en la grada.

Comenzaba el partido con las formaciones muy igualadas en los primeros minutos, pero cada error de los Bisontes los Burgaleses los facturaban con puntos. Los Bisontes se fueron al descanso con la sensación de poder competir a mayor nivel ante un rival que este año apostó muy fuerte con una plantilla experimentada y buen fondo de armario.

En la segunda parte el paso por el vestuario parecía que nos devolvía al encuentro, pero nos topamos con unos visitantes sin fisuras, con las cosas claras. Los verdes no tuvieron su día y los errores se sucedían y esta situación hizo mella en el equipo que solo esperaba el pitido final del encuentro.

El inicio de liga no ha sido fácil con enfrentamiento ante rivales con presupuestos y plantillas preparadas para luchar por los títulos, no queda otra que ser humildes y continuar entrenando al máximo y recuperar el rosario de lesionados con el que hemos iniciado la liga. Pero tal y como lo sentimos…”LOS BISONTES NUNCA SE RINDEN”.

Nuestro técnico Chucho Moziman, nos deja sus impresiones…”En cuanto al partido y después de realizar el primer análisis de video, inmediatamente después del partido, tuvimos 17´ que estuvimos dentro del encuentro y fuimos competitivos hasta que nuestros errores no forzados nos comenzaron a pasar factura y Burgos rentabilizó cada uno de ellos. En la charla del descanso, hubo una reacción positiva del equipo que nos animaba a pensar que podíamos dar vuelta a la situación, pero nos encontramos con unos visitantes muy fuertes, con muy buen fondo de banquillo y las cosas muy claras,  unido a nuestros errores no pudimos ser competitivos,  que es uno de nuestros objetivos, mantener la competitividad ochenta minutos, más allá del resultado. Ayer no fue así y los Burgaleses fueron un justo vencedor. Ahora nos toca  trabajar más que nunca, realizar el análisis  y ser autocríticos, es una temporada extraña y especial, y estamos en la obligación de realizar un esfuerzo mucho mayor si cabe……”

#GraciasAlaFuerzaDeTodos.

¡¡¡ VAMOS VERDES!!!

Ir arriba