EL ALDRO ENERGÍA INDEPENDIENTE VIAJA HASTA SEVILLA PARA DISPUTAR LA 8J

Los “Bisontes” afrontan este fin de semana el viaje más largo de la temporada. Se desplazarán hasta Sevilla para enfrentarse en la octava jornada al recién ascendido Ciencias Cajasol Olavide, octavo clasificado con 14 puntos, al que los del ALDRO ENERGÍA INDEPENDIENTE aventajan en cinco puntos en el séptimo puesto de la tabla. El encuentro será a las 12:30 horas en La Cartuja, dirigirá el encuentro el colegiado vitoriano Pedro Montoya. Antes, a las 10:30, será el turno de los “cachorros de bisonte”, que disputarán su partido a las 10:30 horas.

Un largo desplazamiento que dará comienzo en la madrugada del viernes, para poder llegar el sábado temprano a la ciudad hispalense y poder descansar, para velar armas antes de una nueva cita en el calendario liguero.

Los “verdes” lograron un gran triunfo la pasada jornada en un disputado encuentro ante el Barça Rugbi, imponiendo su defensa en los momentos más críticos del partido, refrendando la trayectoria de esta temporada, en la que no han dado un metro al rival y han puesto en serios aprietos a los potentes conjuntos de Santboiana y El Salvador, a pesar de la derrota por un solo punto.

No será un partido fácil, los andaluces se hacen fuertes en La Cartuja, tienen un buen bloque y están haciendo buenos partidos esta temporada a pesar de ser un recién ascendido.

El conjunto del ALDRO ENERGÍA INDEPENDIENTE debe de seguir por la línea de juego marcada los últimos encuentros, sólidos en defensa, eficaces en la conquista de las fases estáticas y resolutivos cuando pisan la línea de 22 contraria. Si son capaces de poner estas armas encima de la mesa, a pesar de las bajas, y mantenerse dentro de la disciplina reglamentaria, se puede conseguir el triunfo antes del parón liguero por los compromisos internacionales de la ventana de noviembre.

Antes saltarán los SUB 23 a disputar su “liga”, a seguir creciendo y aprendiendo partido tras partido, a ser cada jornada más competitivos en el desarrollo del partido. Le han hecho partido a casi todos sus rivales. Aún les queda la consolidación del juego con la pelota y dentro del sistema son eficaces y demuestran un buen juego, cuando no la tienen sufren en defensa, asignatura que irán aprendiendo de conjuntos más expertos en este tipo de competición tan exigente.