Carta del Presidente

A todos los miembros y seguidores del Independiente Rugby Club:

Querido amigo,
Cada crisis es diferente – y esta realidad que estamos viviendo no se ha visto anteriormente, en los casi 50 años de historia del club. En pocas semanas, hemos visto como se paralizaba nuestra actividad, como se han cerrado puestos de trabajo, como nos hemos aislado sin poder convivir como lo hemos hecho hasta ahora. El sufrimiento de muchos por los fallecimientos, la enfermedad y el desempleo, nos está debilitando notablemente y lo que es peor, hay una total incertidumbre que es lo que ocurrirá en los próximos meses, nuestras reservas de paciencia e ingenuidad deben recuperarse de este duro golpe.

No tenemos experiencia pasada de cómo afrontar la nueva situación, pero sí debemos tener claro, que debemos reaccionar ante el impacto social y económico de la pandemia ni siquiera tenemos claro cuándo y en qué condiciones vamos a volver a una situación de cierta normalidad. En las últimas semanas hemos reaccionado siguiendo las instrucciones del Gobierno español, quedándonos en casa, parando toda la actividad, afrontando la problemática de cada uno de los jugadores que vienen a ayudarnos cada año a hacer más grande nuestro club en todas sus  categorías.

Ahora nos preocupa que todos nosotros nos mantengamos sanos y siguiendo las instrucciones recibidas seguir luchando contra el Covid‐19, pero todos juntos debemos plantearnos cómo volver a la mayor normalidad posible y poder superar los muchos retos que vamos a tener teniendo en cuenta que el virus está causando estragos y puede que sus efectos sobre la salud y sobre la economía sean duraderos.

Tras esta preocupación inicial, todos debemos planificar el futuro. Todos los miembros del club se están planteando que va a pasar en el futuro cercano y la próxima temporada, se pregunta cuál va a ser nuestra situación de salud, nuestros objetivos deportivos y nuestra economía. El club tiene una importante tarea inmediata, planificar esta nueva situación con la incertidumbre que tenemos por ser incapaces de predecir que va a ocurrir. Debemos afrontar la situación con humildad, espíritu de colaboración y un enorme sentido de la responsabilidad.

Ante tanta incertidumbre, debemos tener en cuenta que la situación social y económica en nuestro entorno puede ser muy difícil. Las empresas españolas van a sufrir un importante efecto en sus ingresos, el tiempo que han estado paradas con reducción notable de su actividad, y sobre todo la caída de la economía va a tener un efecto más o menos duradero y además las empresas deben tener una especial atención a sus empleados. Las administraciones públicas van a tener también reducción de ingresos, pero además se van a modificar notablemente sus prioridades prestando una mayor atención a las personas que van a ver deterioradas sus condiciones de salud y económicas. Asimismo, a cada uno de nosotros nos va a afectar notablemente.

Este nuevo escenario nos va a obligar a tomar medidas en el aspecto económico. Ahora, nuestra prioridad se está centrando en atender a nuestros jugadores de fuera que no han podido irse a sus lugares de origen por el cierre repentino de los viajes, dotarles de unos recursos domiciliarios y económicos que les permita cierta estabilidad hasta que puedan viajar.
En este momento tan excepcional, estamos teniendo la ayuda de los propietarios de las viviendas donde se hospedan los jugadores rebajando los costes de alquiler, se agradece este comportamiento, y es algo que estamos recibiendo por el cuidado que están teniendo los jugadores en sus viviendas y por la lealtad del club con los propietarios.

En el futuro, queremos estar donde deportivamente hemos merecido estar, jugando en la máxima categoría nacional en el rugby senior, en el rugby femenino quizá en DHB reestructurada para reducir costes, y en nuestra Escuela que es nuestra gran fortaleza por su bien hacer en los últimos años. La Federación Española de Rugby y la Federación Cántabra de Rugby van a tener que  reducir sus expectativas y considerar que en este momento su prioridad es el mantenimiento de los clubes a través de ayudas y minoración de costes.

Pero todo ello va a depender de lo que consigamos entre todos trabajando juntos como hasta ahora, tenemos un gran reto derivado de una nueva situación de crisis, incierta en el tiempo y en sus efectos. Nuestro patrocinador principal, ALDRO ENERGÍA, el resto de pequeños patrocinadores, nuestros abonados, los padres de nuestros jugadores de la escuela, los jugadores y jugadoras senior, nuestros técnicos y delegados, todos en suma estamos sufriendo un cambio importante en nuestras vidas y solamente juntos con paciencia, esfuerzo y responsabilidad volveremos a la mayor normalidad posible que es lo que deseamos.

Debido a que solo el trabajo de todos juntos nos ayudará sabemos que aportaréis ideas de cómo afrontar mejor la situación en la que nos encontramos.

Con el deseo de que todos estemos en buenas condiciones de salud y de fuerza para el futuro

Macario Fdez. Alonso Trueba
PRESIDENTE

Ir arriba